Far Away, centinelas del espacio público

29/10/2021

Por Ricardo Morcillo

A medio camino entre un estudio científico y una coreografía poética, Far Away hace referencia a la condición de aislamiento de los robots de exploración en el espacio. La última creación de Chevalvert se interesa por las condiciones de transmisión de mensajes en el espacio exterior que traslada a las interacciones hombre-máquina en el espacio público nocturno. Un trabajo que el estudio parisino ha presentado recientemente para el festival Constellations de Metz, Francia.

Una escena de exploración llevada a cabo por 12 centinelas en rotación que escanean el suelo en busca de una señal, un movimiento, un recurso. Estos centinelas, mitad escáneres, mitad giroscopios, se activan bajo nuestros ojos en un ballet cíclico, sutil y fascinante.

El paso del espectador bajo estos objetos del futuro parece perturbar sus funciones exploratorias. Cuando los centinelas giran sin interacción –modo búsqueda– el led de los brazos giratorios permanece en color rojo. Pero en cuanto los sensores situados al final de cada brazo detectan el paso de un objeto se inicia el modo de detección, momento en que el brazo led se vuelve blanco, la velocidad de rotación se acelera y el centinela emite una señal sonora.

En cuanto a los componentes del sistema, el modo detección y escaneo utiliza un sensor de infrarrojos tipo Lidar situado a cada extremo del brazo cinético con capacidad de mapear el entorno en tres dimensiones. El cerebro del centinela lo forma una placa electrónica o microcontrolador conectada al perfil led ubicado bajo los brazos giratorios. Por último, el cuerpo de cada unidad lo forma una base pesada tipo Global Truss que aporta gran estabilidad al sistema.

Far Away permite crear múltiples composiciones de distribución siendo su única limitación espacial la de disponer de un espacio libre y relativamente uniforme alrededor de cada centinela de 280 cm de radio. Las unidades deben ubicarse a un máximo de 460 cm y a un mínimo de 270 cm. Con o sin limitaciones, los sistemas robotizados e inteligentes forman parte de nuestro día a día, de nuestro entorno y del espacio público. Establecer las adecuadas reglas de juego será fundamental para alcanzar una respetuosa y adecuada convivencia en un futuro, que ya es presente.

Chevalvert es un estudio de diseño visual con sede en París. Sus producciones se centran en la gráfica, la interacción, la edición, el video y las instalaciones espaciales e interactivas. El equipo participará los días 29,30 y 31 de octubre en el Festival LuzMadrid con la instalación Rhytmus.

Imágenes: Florient Pugnet

A continuación, os dejamos el vídeo de la instalación:

También te puede interesar