Recorremos la exposición «Presence» de Daan Roosegaarde

03/07/2019

Hasta el 12 de enero de 2020, el Museo Groninger presenta Presence el primer proyecto en solitario del gran artista holandés Daan Roosegaarde, una innovadora y fascinante obra de arte interactiva.

En el mismo museo en el que Roosegaarde mostró previamente su trabajo en el espacio público exterior, el artista se ha apoderado ahora del espacio interior del museo con un paisaje fosforescente que cambia de color y forma debido a la presencia de visitantes.

A diferencia de la mayoría de las exposiciones, que exigen que el arte se vea desde la distancia, esta instalación fomenta la interacción física y la inmersión. Roosegaarde es conocido por Icoon Afsluitdijk y proyectos internacionales como Waterlicht y Smog Free Tower.

Como pionero del panorama del futuro, investiga el concepto de la palabra holandesa «schoonheid» en su doble sentido, hermoso y limpio, que se plasma en nuevos valores sociales como el aire limpio, el agua limpia y la energía limpia. Presence visualiza este tema utilizando nuevos materiales y principios de la física, invitando a los visitantes a tomar conciencia de su propia presencia de una manera única.

El cambio climático y el deseo de mejorar el paisaje fueron los temas que inspiraron a Roosegaarde a hacer Presence.

En el trabajo, las huellas de los visitantes que eventualmente desaparecen para dejar espacio a otras nuevas, simbolizan el impacto de la presencia humana en la tierra. En palabras del propio Daan Roosegaarde: “Quería crear un lugar donde te sientas conectado. Haces la obra de arte y la obra de arte te hace. Presence muestra tu relación con el medio ambiente y cómo podemos influir en él».

Otra fuente de inspiración fue el paisaje y el medio ambiente de los años 60 y 70 en el que la interactividad y la conciencia de la vulnerabilidad de la tierra también desempeñaron un papel importante. Estos artistas hicieron de los paisajes al aire libre una parte integral de su arte; Roosegaarde, sin embargo, da un nuevo paso al introducir su paisaje dentro de las paredes del museo.

Si bien la instalación Presence es el resultado de una investigación técnica y de materiales innovadores, se presenta como altamente intuitiva e inmersiva. Las diferentes áreas permiten a los visitantes experimentar diversos cambios en la perspectiva, desde grandes y sólidos a pequeños y móviles, de oscuros a brillantes.

En una de las galería, esferas futuristas dibujan líneas en el suelo. Otra parece estar llena de polvo de estrellas luminoso, recordando a una gran ciudad vista desde un avión.

Otros espacios parecen escanear a los visitantes al registrar su presencia en siluetas y patrones. La interacción entre el visitante y el trabajo crea impresiones visuales en constante cambio.

La exposición de 800 m2 permite no solo mirar y observar, sino que, sobre todo, tocar, sentir y moverse son esenciales.

Nada mejor que escuchar al propio Daan Roosegaarde en este vidio dar su visión personal sobre la exposición Presence.

También te puede interesar

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close