Matrices, comunicación virtual en la arquitectura

28/09/2012

Por Maurici Ginés

Vivimos en la era de la información, donde cada vez se da más importancia a la tecnología como medio de comunicación. Necesitamos disponer de información o comunicación en cualquier lugar, interno o externo, de una forma directa, rápida y sencilla, esta situación nos genera tranquilidad porque nos aporta cierto control psicológico y a su vez confortabilidad. En cambio nos incomoda cuando la información o comunicación se nos torna excesivamente evidente o intrusiva en nuestro modo de vida. En el espacio urbano se genera un debate social de cómo tendrían que ser las ciudades del futuro en relación a la información y su comunicación, tipo “Blade Runner” donde la información Media tiene una gran presencia y define el espacio urbano, o de una tipología o escala más humana.

En algunas ciudades del mundo como Nueva York o Tokio en ciertas calles importantes aparecen situaciones que plantean o proponen la comunicación como si fueran secuelas de películas de cine futurista con grandes dosis de información, con diferentes contenidos, con soportes informativos colocados en cualquier ángulo visual. Ahora mismo esta tipología estética física y virtual de pantallas de gran formato, la tomamos como una excepción, una experiencia diferente e interesante ya que rompe la cotidianeidad de las típicas calles tradicionales de aquellas urbes cosmopolitas y no deja de ser un reflejo de los rápidos cambios tecnológicos que  influyen a  la sociedad y a las ciudades.

Pero llegado el caso que esta situación se extendiera y fuera la normalidad dentro del paisaje urbano, creo que tendríamos que preguntarnos sí el ir colocando pantallas media de información en las fachadas de los edificios de nuestras ciudades y utilizar a estos como meros soportes, está dentro del futuro planteamiento de urbe que anhelamos.

El planteamiento de las futuras ciudades tiene que ser capaz de integrar y ordenar estos cambios tecnológicos, así como la apariencia o percepción virtual de la propia arquitectura en el marco día / noche. Si proponemos colocar grandes pantallas de información en la ciudad sin tener en cuenta el propio espacio urbano y su función de generación y regeneración en el tiempo facilitando el uso y la socialización del ciudadano, vamos a ir a un modelo de urbe donde la información tenga un carácter evidente e intrusivo y donde la arquitectura de los edificios pasará a segundo plano.

En muchos casos la información y el soporte de dicha comunicación pasa a tener más importancia que el edificio que lo sustenta, no dejando percibir  la calidad o arquitectura del propio edificio. El reto de las ciudades europeas, es como hacer convivir esta situación producida por la era de la información en la que vivimos, con la arquitectura que las conforma y las define.

Si estos sistemas de informacion de variados contenidos desde comerciales a artísticos, se realizasen a escala e integrados en los edificios o espacios públicos como si fueran un material más de la propia arquitectura y desde un planteamiento arquitectónico y urbanístico, podríamos seguir viendo la transformación tecnológica de las ciudades, con menor incidencia o mayor integración en el paisaje urbano. Ya que es el propio edificio o espacio urbano el que genera el nuevo discurso, no los elementos  añadidos.

Semánticamente tendríamos que diferenciar lo que es un elemento añadido y los que es un elemento integrado o propio de la arquitectura. El elemento añadido lo denominaríamos “pantalla” el cual depende de sí mismo para su correcta comprensión, en cualquier lugar o soporte donde lo ubiquemos puede generar la comunicación para la cual ha sido diseñado, dada su alta definición, no necesita como medio a la arquitectura, ni al espacio urbano para hacerse entender y transmitir la información.

El elemento integrado o “material” que genera comunicación virtual en la arquitectura lo denominaríamos “matriz”. La “matriz” depende de su relación con el entorno, del edificio o espacio donde se integra, así como de las visuales y de la superficie aparente que puede generar, de las diferentes posiciones del observador y de su propia definición de imagen, generalmente baja. Depende de la arquitectura, de su morfología y de su escala, de la conformación del espacio urbano y del papel que desarrolla en él.

Así mismo si entendemos visualmente el Paisaje como el espacio que ingresa en el campo visual humano, con características morfológicas similares en función de una escala y una localización; y que el  Paisaje Urbano es la secuencia de espacios y elementos relacionados percibidos en serie, resultantes de la actividad humana directa o indirecta, que configuran el espacio público, permiten la vida social y dotan de significado a la urbe.

Desde el punto de vista del peatón al realizar un ejercicio de simplificación y configurar el campo visual en planos horizontales (suelo o pavimento), y planos verticales, (fachadas, mobiliario urbano y vegetación), veremos que dentro de la ciudad el plano vertical tiene una gran importancia y ocupa un alto porcentaje en la percepción visual de su entorno.
Para el peatón la tarea o atención visual es la percepción del lugar para ubicarse u orientarse, entender la arquitectura que conforma el paisaje urbano, obtener la información del contenido interior de los edificios y responder al estímulo del valor añadido que aporta la propia ciudad.

A nivel de seguridad visualizar los pasos de cebra (perpendicularidad a fachadas), así como el reconocimiento de fisonomías.
El plano horizontal o de suelo para el peatón, a no ser que haya una situación específica que demande una atención detallada queda dentro de una percepción periférica, necesaria para poder caminar y desplazarse de un lugar a otro evitando obstáculos.

Aún así, en zonas peatonales urbanas, las normativas dan prioridad a la iluminación funcional y tendemos a trabajar mayoritariamente la iluminación artificial nocturna en el plano de suelo. Siendo muchas veces un condicionante cuando vas a realizar un proyecto de iluminación de una plaza o zona peatonal con fachadas alrededor.

Dada la importancia del plano vertical en el paisaje urbano del peatón y dado que las ciudades europeas tienden a un ordenamiento para facilitar el desplazamiento a pie de los ciudadanos y por lo tanto generar una velocidad diferente para recorrer y entender la ciudad (menor para el peatón/ mayor para el vehículo).

Debería realizarse un estudio de zonas donde se debiera tener en cuenta la iluminación de fachadas, como factor de calidad lumínica, para aportar un valor añadido y puesta en valor del paisaje  urbano y la arquitectura de la ciudad en la nocturnidad, generando una normativa o una excepción adecuada de la misma.

Así mismo se debería hacer un estudio de qué zonas, dependiendo de su tipología y uso, necesitan minimizar su iluminación funcional vial y de programa funcional, dentro de los parámetros de normativa, seguridad, visibilidad y horarios, ya establecidos. Para conseguir una situación de equilibrio energético.

Estos estudios deberían formar parte estratégica en el Planeamiento de iluminación urbana de las ciudades.

Dentro de este planeamiento tendría que haber un apartado para las matrices de información, cultural o artísticas de formato permanente que interactúan como elemento comunicador o material virtual de la propia arquitectura permitiendo la metamorfosis del edificio o espacio a través de su contenido sin para ello modificarlo constructivamente, aportando valor añadido y nuevas formas de entender el paisaje nocturno de la ciudad.

Torre Uniqa
La torre Uniqa, uno de los edificios más representativos de Viena gracias a la matriz media que lo envuelve, un lienzo de más de 7.000 m2 con una instalación artística de iluminación dinámica (Mader Stublich Wiermann y Licht Kunst Licht)

El tamaño y volumetría de los edificios y el espacio público permite y demanda trabajar con matrices de baja resolución reduciendo costes de implantación ya que la escala de los contenidos se relaciona mejor con su dimensión urbana.

La baja resolución estimula el ingenio para que los contenidos sean más creativos, buscando nuevas vías de comunicación, expresión artística e interactuación con el ciudadano pudiendo pasar a generar una relación coproductiva con la ciudad.

Es importante tener en cuenta el contenido de estas matrices media para generar identidad. Los contenidos pueden reforzar la imagen del propio edificio o pueden banalizarlo llenándolo de cambios de color o propaganda que nada tenga que ver con él. Las matrices media deben ser vehículos de comunicación temática, cultural o artística que aporten identidad en su imagen nocturna al edificio que las integra o acoge, tanto en su configuración estática, como ocurre en la Torre Agbar de Barcelona / by Yann Kersalé, o dinámica; Uniqa Tower, Viena / by LichtKunslitch; o Kunsthaus, Gratz / by Realities United. Es necesario generar convenios con instituciones, centros culturales o museos; que dictaminen el uso y gestión de las matrices media.

Torre Agbar
La colorida fachada de la Torre Agbar se ha vuelto un signo de identidad de la Barcelona tecnológica (Jean Nouvel, Yann Kersalé)

La tecnología actual basada en diodos luminiscentes LEDS permite producir elementos luminosos cada vez más pequeños, resistentes a los agentes atmosféricos y al paso del tiempo, brindando la posibilidad de integrar las matrices media sin modificar u ocultar la imagen diurna de los mismos.

Con una velocidad de reacción mayor a 40 frames por segundo,  mediante control dmx o video, permite trabajar con texturas dinámicas con suavidad de movimiento o visionado de imágenes a baja resolución. Para uso nocturno el consumo por punto de led es muy bajo pudiendo trabajar a partir de 0,5w total RGB.

La figura profesional del diseñador de iluminación independiente permite el desarrollo y la aplicación de estas nuevas tecnologías estudiando el entorno, el edificio, las distancias de observación y las diferentes tipologías de matriz existentes para conseguir su óptima integración, interacción y visualización.

Maurici Giniés
Diseñador de iluminación independiente, dirige el estudio artec3, especializado en aportar soluciones lumínicas a través de las nuevas tecnologías. Entre sus proyectos destacan el Showroom de Roca,

el Gran Casino Costa Brava, El Molino o el Edificio DHC. Es Presidente de la Asociación Profesional de Diseñadores de Iluminación APDI y miembro de la PLDA.

http://www.artec3.com

También te puede interesar

No se ha encontrado ninguno

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close