Pakta, discretos guiños de luz a la cocina japonesa

07/05/2013

Desde el pasado 2 de abril Barcelona cuenta con un nuevo proyecto gastronómico, un restaurante nikkei/peruano/japonés que bajo el nombre de PAKTA ha abierto su puertas como muestra de la inquietud de de los hermanos Albert y Ferran Adrià y los hermanos Juan Carlos, Borja y Pedro Iglesias de incorporar nuevos e ilusionantes retos a su espíritu creativo.

PAKTA es un local para 32 personas, una versión cotemporánea y urbanita de una taberna japonesa o de un espacio Nikkei. Nikkei es una palabra que hace referencia a los emigrantes japoneses y que en cocina se utiliza para catalogar la fusión de la cocina japonesa con la de los países de acogida de sus emigrantes. Si bien sirve para todo tipo de fusión es la cocina peruana la que deja mayor huella y la que se enriquece más con la influencia japonesa. De tantos años de intercambio gastronómico surge una nueva cocina de futuro esplendoroso y Albert quiere trasmitir su visión de este intercambio.

El estudio que ha llevado a cabo el proyecto de interiorismo, El Equipo Creativo formado por Natali Canas del Pozo y Oliver Franz Schmidt para la concepción del interiorismo y con Óscar Domínguez y Sílvia Sánchez para la ejecución técnica del proyecto, ha sido el mismo que ha acompañado a los propietarios en anteriores aventuras exitosas como el Tickets o 41º. Una serie de ‘telares peruanos’ recorren el techo de todo el restaurante a modo de biombos suspendidos. Los colores llevan al comensal a sugerirle inequívocamente el país andino y a sus tapices que existen en el imaginario colectivo. Si bien es cierto que el uso de biombos es muy habitual en los interiores orientales, aquí recuerdan estas mismas estructuras en estos mismo telares.

El proyecto de iluminación, resuelto por El Equipo Creativo junto con BMLD Lighting Design, ha sido franco, discreto y preciso, sin querer llamar la atención más de lo necesario, dejando la comida como única protagonista. La utilización del rojo en las sillas es también un guiño a la cultura japonesa y a ambas, en general, en sus respectivas banderas. Fusión entre claro-oscuro, simplicidad-color han sido las premisas para desarrollar este proyecto que ha conseguido desde el punto de vista lumínico, un equilibrio perfecto entre la luz y el ambiente.

Crear la atmósfera adecuada para un restaurante es un reto, ya que es imprescindible cuidar los detalles para que el único protagonista sea la comida.  La carga cultural de este restaurante Peruano – Japonés determinó el fundamento del concepto de iluminación, “Fusión entre claro – oscuro y simplicidad – color”. El concepto se manifiesta a través de luz rasante en algunos telares de hilos coloridos que, como una segunda piel, envuelven el espacio en su totalidad, así éste toma personalidad y dinamismo. Es un juego de purismo, brillo y transparencia reflejada en las sensuales luminarias  para cada mesa y en las linternas de luz que se intercalan en el entramado tridimensional de la entrada recibiendo a los comensales. El resultado revela un equilibrio perfecto de la luz y el ambiente donde el cliente se sumerge en la nueva experiencia gastronómica “Nikkei”.”

La entrada al restaurante es de clara influencia oriental, como si un juego de paneles de madera se tratara. La madera en el suelo, mesas, encimeras y alguna que otra pared divisoria, es el material predominante.

Más información: www.pakta.es

 

 

También te puede interesar

No se ha encontrado ninguno

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close