La Catedral de Santiago estrena nueva iluminación interior

Catedral de Santiago nueva iluminacion
20/07/2021

Por Ignacio Valero

La Catedral de Santiago de Compostela estrena iluminación interior tras culminar un proyecto de rehabilitación desarrollado en los cuatro últimos años por el estudio Arkilum, con el objetivo de revitalizar el templo en el Año Jubilar Compostelano. Se han cambiado todas las cubiertas, se han recuperado todas las superficies interiores, se ha restaurado el cimborrio (incluido el botafumeiro), el claustro, la cripta, la fachada del Obradoiro y gran parte de las cimentaciones, entre otras cosas. Más de quince equipos diferentes han trabajado a la vez, y uno de ellos, afortunadamente, ha estado dedicado a la iluminación interior. El nivel de exigencia de todos estos equipos ha sido máximo. Todos ellos han llevado sus disciplinas al límite tecnológico y de conocimiento, en todos ellos se han ensayado y desarrollado soluciones absolutamente innovadoras. El proyecto de iluminación fue un encargo de la Catedral y la ejecución del mismo fue financiada por Iberdrola.

Nueva iluminacion Catedral de Santiago

El problema de la luz natural

El proyecto comenzó con todo el equipo de diseño situados debajo del crucero, en un día de julio de hace 4 años y todas las luces apagadas. Se trataba de ver y entender el “carácter” de luz natural que tenía la Catedral. Porque ese carácter, la luz natural que han dejado pasar las diferentes intervenciones a lo largo de la historia forma parte del elemento patrimonial exactamente igual que el color de la piedra o cualquier moldura. Y resulta que la luz que entra es poca, y muy concentrada en cuatro puntos, los rosetones altos en los testeros de la nave principal y transepto, y la linterna del cimborrio. Poco más, algunas ventanas sueltas en la galería superior. Esa realidad dejaba unos gradientes de luz tremendos, con sombras muy densas, incluso a pleno día en amplias zonas de la planta. El reto era precisamente ese: no traicionar esta realidad patrimonial de luz natural, y ser capaz de aportar la iluminación imprescindible para el uso. Lo que hizo el proyecto fue convertir ese problema en oportunidad. Lo que sí podemos hacer con una zona de sombras densas, añadiendo poca luz, es crear un ambiente de recogimiento. Y ese ambiente de bajos niveles, altos contrastes y luz cálida, que sugiere recogimiento, resulta perfecto para un templo de final de peregrinación.

Nueva iluminacion Catedral de Santiago

¿Monumento arquitectónico, templo de referencia o contenedor de elementos patrimoniales?

Estas son las tres demandas que tensionaban el proyecto. ¿tenemos que iluminar, sobre todo, la arquitectura? ¿O tenemos que crear las condiciones ambientales que requiere el culto? ¿O se trata más bien de revelar todo el patrimonio que atesora, en sus mínimos detalles, para los visitantes? Evidentemente hay que atender las tres demandas, y así lo hemos hecho, y la estrategia que se ha seguido ha sido la de realizar un trabajo por capas de luz. Pero también hay que señalar que el tratamiento no ha sido equilibrado por igual en la atención de las tres familias de demandas. Se ha primado el ambiente de recogimiento, entendiendo que su condición de templo extraordinariamente vivo es la esencial, la que está ligada con la propia construcción del espacio, y la que ha traído este patrimonio hasta nuestros días. Equilibrada con ésta demanda, pero en un escalón inferior, está la decisión de revelar el orden fantástico de esta arquitectura, y ya en tercer lugar aparece el trabajo de subrayado selectivo de elementos patrimoniales.

Nueva iluminacion Catedral de Santiago

Las capas de luz

  • Delineado de elementos arquitectónicos: la primera capa de luz elige delinear una familia de elementos arquitectónicos clave para entender el espacio. En concreto trabaja con los alzados interiores románicos, delineando arcos formeros, arcos geminados de la galería, así como los huecos de las antiguas ventanas en las naves laterales. Esta capa se completa con una luz de inundación de bóvedas en la galería, ligeramente filtrada en azul, con objeto de integrarse con la luz natural que aportan las pocas ventanas que quedan sin tapiar, que se encuentran en ese nivel. Esta acción colabora también a estilizar la sección de la nave principal.
  • Familias de lámparas suspendidas: sobre esta capa se definió la capa de luz que probablemente tenga más presencia en este proyecto, y que está formada por dos familias de luminarias suspendidas, la primera recupera (en una versión) estilizada la colección de luminarias votivas que tuvieron en su día los ángeles barrocos que coronan la decoración de la girola. La segunda familia son lámparas suspendidas de diseño y tecnología muy singular que penden de las naves laterales, en el encuentro de la bóveda con la cara interior del arco formero. En estos puntos encontramos los orificios de lámparas históricas hoy perdidas. La función de estas dos familias de lámparas es profundamente metafórica, y traslada la idea de “presencia” dentro de la arquitectura.
  • Los acentos: una tercera capa de luz se dedicó a atender acentos, tanto de elementos patrimoniales, como de uso, incluso arquitectónicos en algún caso.
  • Los elementos singulares: en esta capa de luz entra la iluminación de los órganos, del cimborrio gótico, del baptisterio, y de algunos otros elementos.

Nueva iluminacion Catedral de Santiago

El proceso de trabajo

Por la singularidad de la obra, por la trascendencia de las decisiones, y para facilitar el debate entre todos los equipos e instituciones implicadas, se diseñó e implantó un proceso de trabajo diferente al de un proyecto estándar de iluminación. El trabajo comenzó con la redacción de un documento estratégico con formato de Plan Director. Este documento comenzaba por analizar la realidad de la que partía la catedral, en todos sus aspectos, tanto los de diseño y narrativos como los técnicos, económicos, de mantenimiento o de integración. A partir de ahí, estudiaba para cada ámbito de diseño diferenciado todas las posibles opciones de iluminación que se han ido desarrollando en otros templos de referencia en los últimos años, abriendo un debate que nos permitió construir el discurso desarrollado arriba con el mayor consenso, y elegir la tipología de soluciones sobre las que se iba a desarrollar el proyecto.

En una segunda fase, abrimos un amplio periodo de pruebas in-situ, para testar, ajustar y validar la mejor implementación de las soluciones aprobadas, aprovechando para ello la situación de obras en las que estaba envuelta la catedral, así como los medios auxiliares de los que por esta situación se disponía. Este proceso empírico permitió no sólo afinar las soluciones sino también mantener y ampliar el consenso con el que se ha trabajado.

Finalmente, el desarrollo del proyecto técnico reflejó los resultados de estas fases de trabajo previas, que han sido fundamentales en todo el proceso.

Nueva iluminacion Catedral de Santiago

El Pórtico de la Gloria

Este espacio tiene una iluminación tan singular como lo es el mismo lugar. Desde el punto de vista estricto de conservación, la restauración del Pórtico (que se extendió a lo largo de doce años) ha revelado capas de policromía extraordinariamente valiosas, algunas de ellas correspondientes a la policromía original del siglo XIII. Y son también extremadamente delicadas por ser pigmentos orgánicos en soportes pétreos. Por ello, la primera intervención necesaria en este espacio fue simular la iluminación natural acumulada anual, y con ese criterio especificar las características técnicas de los estores que se añadieron sobre los huecos de la fachada barroca que se superpuso a la románica original.

De modo equivalente a lo que se hizo en el interior de la catedral, también en el Pórtico de la Gloria planteamos la iluminación artificial a partir de la natural. En este caso, esa aproximación es, si cabe, más necesaria porque estamos hablando de una puerta exterior del templo, al menos en su configuración original. La fachada barroca superpuesta cerró el nártex románico por delante y convirtió este espacio en interior, pero aportó un diseño de huecos muy particular pensado para asegurar esa luz natural a los tres tímpanos de la portada románica.

A partir de esta realidad, entendemos que el Pórtico de la Gloria debe iluminarse, siempre que el horario de exhibición lo permita con luz natural, que es la fuente de luz exterior para la que estuvo pensado, y que sigue siendo la fuente de luz primaria a través de los huecos de la fachada barroca. Eso significa que la luz artificial en horario diurno debe ser sólo un apoyo, lo más integrada e imperceptible posible, asegurando siempre no sobrepasar los niveles máximos acumulados de conservación. De estas situaciones diurnas de luz natural, hay una especialmente señalada, y es el momento del atardecer. El Pórtico está orientado con absoluta precisión a poniente, y recibe a través de las ventanas y el luneto de la fachada barroca una hermosísima luz dorada, bien conocida por todos los compostelanos. Esta luz dorada, perfectamente compatible con los bajos niveles necesarios, es la que hemos intentado recrear en la iluminación de la escena nocturna.

Ahora bien, la implementación de esta solución no es sencilla en absoluto. Y no lo es porque con la construcción de la fachada barroca superpuesta, las puertas, el cierre efectivo de la catedral se trasladó hacia adelante, dejando libres los huecos originales de puertas en la fachada románica. Esto significa que cualquier proyector que se lance contra la fachada deberá tener un elevadísimo control del deslumbramiento, para ajustar su haz a los elementos escultóricos y no contaminar de luz no controlada y potencialmente deslumbrante la nave de la catedral.

Esta dificultad, la convertimos nuevamente en oportunidad de diseño. Es tal la calidad escultórica de todas y cada una de las piezas de este conjunto que cada una de ellas merecería disponer de una iluminación propia, dedicada. El Pórtico de la Gloria es un conjunto abrumador de obras maestras escultóricas. A partir de esta lectura, desarrollamos un conjunto de más de cien microproyectores, de haces inusualmente estrechos, perfectamente ajustados a cada pieza y que nos permiten atender todas las necesidades de diseño expuestas arriba.

Delineado asimétrico de arcos Narrativa: Era importante comenzar el delineado interior de la arquitectura a partir de los cimacios de los arcos. Debajo de ese nivel, las protagonistas eran las lámparas suspendidas. El reto era hacerlo desde los laterales, desde los cimacios de los capiteles, ya que las soluciones disponibles en el mercado son simétricas y preparadas para estar depositadas en un alfeizar. Esta demanda requiere una solución de dellineado de arcos asimétrica. Tecnología: Se desarrolló una luminaria asimétrica a partir de módulos de LEDiL

Lámparas votivas de la girola

La colección de ángeles barrocos policromados, de tamaño natural, que están de pie sobre las columnas salomónicas, literalmente portan la luz y la dejan caer hasta el plano de uso. Las lámparas votivas originales, resueltas con velas de aceite, enviaban la mayor parte de su flujo hacia arriba, inevitablemente. Pero era habitual una solución en la que quedaba vista por debajo la vasija de vidrio del depósito de aceite, que aportaba un delicado resplandor puntual hacia debajo.

Esta solución de luz, con flujo dominante hacia el hemisferio superior, nos parece plenamente compatible con su posición en el templo, circundando la Capilla Mayor. Y este punto de luz inferior, habitual en esta tipología, lo leemos como la luz que los ángeles “regalan”, como una pequeña llama que podemos replicar y extender.

Lamentablemente no quedaba documentación de ningún tipo sobre las lámparas votivas originales, de modo que nuestro diseño ofrece una versión contemporánea y simplificada de las mismas.

Tecnología:

  • La alimentación se realiza a través de los cables de suspensión, no hay cableado visible
  • Tienen tres emisores: un primer conjunto de emisores hacia el reflector oculto en el plato, proporcionando la iluminación indirecta superior; una lámpara dicroica led para la iluminación del punto de luz inferior, y una dicroica miniatura integrada en el soporte superior para dar un acento a los ángeles
  • Optica: Hay un reflector diseñado a medida en el plato para dirigir la componente indirecta, y una lente plano-convexa de vidrio óptico en el punto de luz inferior para ajustar el haz. Finalmente hay un tratamiento difusor en el acento sobre el ángel
  • El peso de todo el sistema es de menos de ocho kilos lo que ha permitido hacer un montaje contrapesado con una tija. No se ha perforado el retablo, y la lámpara no transmite esfuerzo alguno a los ángeles.

Nueva iluminacion Catedral de Santiago

Lámparas suspendidas de las naves

Estas luminarias toman y desarrollan el concepto de “punto de luz” suspendido planteado en las lámparas votivas de la girola. Ahora tenemos no una sino doce lentes plano-convexas que concentran en una única mancha de luz en suelo. En las naves, la relación de flujo se invierte, y casi todo el flujo se emite hacia el suelo, porque desde el punto de vista narrativo hemos pasado de la zona de Dios en la girola a la zona de los hombres. Desde el punto de vista visual, está inspirada en las velas, que la tecnología de led y lentes permite ahora invertir.

Tecnología: toda la lámpara, todos sus elementos, son conductores separados internamente por finas láminas aislantes, de modo que ha sido posible alimentar las lámparas por los propios cables de suspensión. Como el calibre de estos cables es tan fino, la apariencia es que flotan en el ambiente. Ópticamente el emisor queda oculto en el cilindro y el flujo tiene una primera colimación mediante una lente primaria superintensiva, que luego abre el haz mediante la lente plano.convexa. El porcentaje de flujo que la cara plana de la lente secundaria refleja aporta un suave resplandor en el techo.

Delineado asimétrico de arcos Narrativa: Era importante comenzar el delineado interior de la arquitectura a partir de los cimacios de los arcos. Debajo de ese nivel, las protagonistas eran las lámparas suspendidas. El reto era hacerlo desde los laterales, desde los cimacios de los capiteles, ya que las soluciones disponibles en el mercado son simétricas y preparadas para estar depositadas en un alfeizar. Esta demanda requiere una solución de dellineado de arcos asimétrica. Tecnología: Se desarrolló una luminaria asimétrica a partir de módulos de LEDiL

Microproyectores del Pórtico de la Gloria

Hay dos ejes narrativos en este desarrollo. El primero nos lleva a buscar un proyector individualizado para cada una de las obras maestras que componen este conjunto. Esa intención supuso definir proyectores de tamaños y características ópticas no disponibles en el mercado. El segundo eje narrativo tiene que ver con la voluntad de “retener” la luz de última hora de atardecer que llega a través de los huecos de la fachada barroca superpuesta. Esta intención supuso difuminar el origen de la luz, crear la ficción de una luz horizontal, plana y dorada. Y es esta intención la que exige repartir el origen de la luz a lo largo de una línea tan extensa como las ventanas bajo las que se apoya.

Tecnología: Se desarrolló una familia de 9 microproyectores de sólo 22mm de diámetro. Cuatro de ellos tenían ópticas superintensivas, con 4º la menor, y cinco están dotados de ópticas elípticas. Finalmente se utilizaron sólo tres ópticas de las nueve desarrolladas inicialmente. El desarrollo incluye lentes primarias, snoot y filtros ópticos en muchos casos. El diseño inicial de la lente primaria OM lo encargó a Bartenbach.

 

Delineado asimétrico de arcos

Era importante comenzar el delineado interior de la arquitectura a partir de los cimacios de los arcos. Debajo de ese nivel, las protagonistas eran las lámparas suspendidas. El reto era hacerlo desde los laterales, desde los cimacios de los capiteles, ya que las soluciones disponibles en el mercado son simétricas y preparadas para estar depositadas en un alfeizar. Esta demanda requiere una solución de dellineado de arcos asimétrica.

Tecnología: Se desarrolló una luminaria asimétrica a partir de módulos de LEDiL

Proyecto: Iluminación interior de la Catedral de Santiago, en Santiago de Compostela.
Patrocinio: FUNDACIÓN IBERDROLA, bajo un convenio con la Xunta de Galicia y el Arzobispado de Santiago y dentro de su programa de Arte y Cultura / Proyectos de iluminaciones
Cliente y Project Management: Fundación Catedral de Santiago
Diseño de iluminación:
ARKILUM

Proyecto eléctrico y de control: OBRADOIRO EXEÑEROS
Mediciones de luz natural in-situ en el Pórtico de la Gloria: HT EXPOSICIONES
Desarrollo y producción de luminarias singulares: ANEVA: Luminarias votivas, luminarias suspendidas en las naves y luminarias de delineado asimétrico de arcos ; OM Lighting: Microproyectores del Pórtico de la Gloria
Luminarias de catálogo: IGUZZINI, ERCO, MEYER, SIMES, ACDC Lighting
Comisionado y programación del sistema de control: COGAPREL
Instalador eléctrico:
INSTALACIONES ELÉCTRICAS MAREI SL

También te puede interesar