Renaissance Barcelona Fira Hotel, el jardín vertical de Jean Nouvel

03/12/2012

Proyectado por Ateliers Jean Nouvel y el estudio Ribas & Ribas, el Renaissance Barcelona Fira Hotel es un edificio que sorprende por su diseño y originalidad. Situado en la neurálgica Plaza Europa y junto a la Fira Barcelona Gran Vía, la integración de la naturaleza en la estructura arquitectónica es  un aspecto realmente innovador en un establecimiento de estas características.

Formado por dos torres de 110 metros de altura unidas por un espectacular restaurante panorámico y una terraza mirador, sus 27 pisos están integrados en un sorprendente y visual jardín vertical donde palmeras y vegetación se transforman en elementos arquitectónicos para convertir el hotel en un auténtico refugio natural.

La esencia que hace del Renaissance Barcelona Fira Hotel un elemento tan original responde a la voluntad de sus arquitectos de construir un elemento vivo y en permanente transformación.

El sorprendente resultado se ha conseguido gracias a la incidencia que tiene la luz sobre todo el edificio. Se refleja en las fachadas, en el interior de las habitaciones y en los espacios comunes. Para ello se aprovecha la luz natural durante el día o la artificial por la noche, provocando un efecto de sombras chinescas potenciado por la abundante presencia de vegetación.

La combinación del blanco y el negro unida a la gran presencia vegetal y a la estudiada orientación del edificio convierten al hotel en un elemento vivo y cambiante debido a la incidencia o ausencia de luz. Este constante juego de luces y sombras provoca que el aspecto y la personalidad del jardín vertical cambie a cada minuto del día.

HABITACIONES NATURALES Y MONOCROMÁTICAS
La luz, la funcionalidad y un sorprendente diseño emergen en todas y cada una de las 357 habitaciones divididas en cinco tipologías distintas. Las estancias están equipadas con todas las comodidades y concebidas para un mayor descanso y tranquilidad. Los elementos vegetales, tanto físicos como sugeridos por formas o proyecciones, están presentes en las distintas habitaciones.

GASTRONOMÍA ENTRE PALMERAS
El Palmer Restaurant es un refugio urbano de inspiración mediterránea rodeado de palmeras y demás variedades vegetales. Los colores blanco y negro juegan con las luces y las sombras para crear dos ambientes muy distintos: el diurno y el nocturno. Las paredes repletas de espejos se alían con las distintas intensidades del sol para crear una atmósfera luminosa durante el día; mientras que por la noche la iluminación personalizada convierte el espacio en un lugar íntimo, reservado y de ambientes cambiantes.

OCIO EN LAS ALTURAS
Situada en la planta 27 y a más de 100 metros de altura la espectacular terraza-mirador «El Cel» sorprende por su privilegiada ubicación y sus inmejorables vistas panorámicas sobre la ciudad de Barcelona. Presidida por una espectacular y original piscina negra de 21 metreos de largo con zona de solárium el bar se convertirá en las noches de verano en una animada coctelería.

Fotografias cedidas por Renaissance Barcelona Fira Hotel

Más información: renaissance-hotels.marriott.com/renaissance-barcelona-fira-hotel

También te puede interesar

No se ha encontrado ninguno

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close