teamLab: A Forest Where Gods Live, la naturaleza convertida en arte

teamLab: A Forest Where Gods Live, la naturaleza convertida en arte
28/02/2019

La exposición anual del colectivo artístico teamLab en plena naturaleza, teamLab: A Forest Where Gods Live, regresa por quinta vez al pintoresco parque japonés Mifuneyama Rakuen en Takeo Hot Springs, Kyushu. La exposición, que teamLab considera como “el trabajo de nuestra vida”, se celebra todos los años desde el verano hasta el otoño, y está programada para visitarse desde el mes julio hasta el 31 de octubre.

El bosque, las rocas y las cuevas de Mifuneyama Rakuen se han formado durante un tiempo abrumadoramente largo, y las personas que los han habitado han buscado a lo largo de los siglos su significado. teamLab considera esos lugares donde la relación entre la naturaleza y las personas se ha prolongado sin cesar durante milenios “nuestro patrimonio”.

En esta exposición, teamLab usará las formas de las rocas, cuevas, bosques y el antiguo jardín de Mifuneyama Rakuen para sus proyecciones, explorando y construyendo el significado de la “Vida Continua” que ha existido durante mucho más tiempo que los propios humanos. En el proyecto de teamLab Digitized Nature, las obras de arte digitales cambian según la presencia de personas.

CONTINUOS LIFE

El parque Mifuneyama Rakuen de 500.000 metros cuadrados se creó en 1845, durante el final del período Edo. Asentado en la frontera del parque se encuentra el famoso árbol sagrado Okusu, de 3.000 años de antigüedad, del Santuario Takeo. También en el corazón del jardín hay otro árbol sagrado de 300 años.

La frontera entre el jardín y el bosque salvaje es ambigua, y cuando los visitantes deambulan por el jardín, antes ni siquiera de darse cuenta, se encuentran adentrándose en el bosque y en los senderos de animales. En el bosque se encuentra la deidad Inari Daimyojin rodeada por una colección de rocas casi sobrenaturales en su formación. Hace 1.300 años, el famoso sacerdote Gyoki llegó a Mifuneyama y grabó 500 Arhats. Dentro de las cuevas hay figuras de Buda que Gyoki esculpió directamente en la roca y que aún permanecen en la actualidad.

Perdidos en la naturaleza, donde los límites entre el jardín y el bosque no están claros, se puede sentir que existimos en una relación continua y sin fronteras entre la naturaleza y los seres humanos. Existimos como parte de una continuidad eterna de vida y muerte, un proceso que ha continuado desde tiempos ancestrales. Sin embargo, es difícil ser conscientes de ello en nuestra vida cotidiana, tal vez porque los humanos no podemos reconocer el tiempo más allá de nuestra propia vida. Es por esta razón que teamLab decidió crear una exposición en este vasto y laberíntico espacio, para que la gente se pierda y se sumerja en la exposición y en la naturaleza.

Al explorar el bosque, las formas de las rocas gigantes y las cuevas nos permiten percibir y comprender mejor los millones de años durante los cuales se formó todo.

teamLab ha diseñado un proyecto artístico en el que bajo el nombre Digitized Nature la naturaleza se convierte en arte. El concepto del proyecto se basa en que la tecnología digital inmaterial puede convertir la naturaleza en arte sin dañarla.

También te puede interesar

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close